VIDA Y OBRA

BEATIFICACIÓN

SEPULTURA

<p>En 1637, la Nobleza de Madrid y el Ayuntamiento de la Villa, apoyando a la Congregaci&oacute;n y a la Diputaci&oacute;n del Hospital General, solicit&oacute; a Su Santidad el Papa Urbano VIII, la beatificaci&oacute;n de este gran Siervo de Dios.</p>

BERNARDINO DE OBREGÓN

En 1637, la Nobleza de Madrid y el Ayuntamiento de la Villa, apoyando a la Congregación y a la Diputación del Hospital General, solicitó a Su Santidad el Papa Urbano VIII, la beatificación de este gran Siervo de Dios.

ver
Dice de él un biógrafo: “Instalado en la Corte dio muestra de valeroso y entendido; mozo, galán, bizarro, estimado de los grandes señores, amado de un príncipe tan grande como el Duque de Sessa, airoso a caballo y brioso a pie”.

CONVERSIÓN

Dice de él un biógrafo: “Instalado en la Corte dio muestra de valeroso y entendido; mozo, galán, bizarro, estimado de los grandes señores, amado de un príncipe tan grande como el Duque de Sessa, airoso a caballo y brioso a pie”.

ver
<p><em><strong>Dios Todopoderoso y Eterno:</strong>&nbsp;te rogamos que llegue pronto y a feliz t&eacute;rmino<br />
el proceso de beatificaci&oacute;n de Bernardino de Obreg&oacute;n.</em></p>

BEATIFICACIÓN

Dios Todopoderoso y Eterno: te rogamos que llegue pronto y a feliz término el proceso de beatificación de Bernardino de Obregón.

ver

INICIO

CONTACTO

AVISO LEGAL

fotos Pexels || iconos 8

gestión de cookies
armorshop || adalidmyo